GURE OSASUNA JOKOAN DAGO!

¡Nuestra Salud está en juego!

 

Con fecha 10 de septiembre la dirección de CaixaBank nos ha comunicado a la representación de los trabajadores la intención de traspasar la gestión de la Incapacidad Temporal por Contingencia Común a Mutua Universal. Hasta ahora la gestión estaba a cargo del INSS.

La empresa tiene intención de hacer el traspaso a partir del 1 de enero de 2016 y para ello debe comunicarlo a la Seguridad Social antes de fin de septiembre.

En la reunión que mantuvimos con la empresa parece que la decisión está tomada y de hecho el 11 de septiembre publicó una circular en la que hablaba de las bonanzas de este cambio.

En LAB y ELA lo tenemos claro. Las experiencias de otras empresas que trabajan con mutuas nos refuerzan en nuestra idea contraria a este cambio propuesto por la empresa.

LAB-ELA hemos emitido un informe contrario a este cambio que reproducimos a  continuación

                                                                                                    

 

A la atención del Sr. xxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Director Corporativo de RRHH de CaixaBank

 

Pamplona-Iruña a 18 de septiembre de 2015

 

D. xxxxxxxxxxxxxxxxxxxx y D. xxxxxxxxxxxxxxxxx en representación de la sección sindical de LAB-ELA en CaixaBank emitimos el siguiente informe en respuesta a la notificación realizada por D. xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx en calidad de Director Corporativo de RRHH de la empresa CaixaBank y con fecha 10 de septiembre de 2015, para la formalización de la cobertura de la prestación económica de incapacidad temporal por contingencias comunes con Mutua Universal.

MANIFIESTAMOS

  1. Nuestra total disconformidad con la pretensión mostrada por la dirección de CaixaBank de que el concierto de la prestación por contingencias comunes pase a Mutua Universal. Esto implica una intromisión en los procesos de enfermedad común y accidente no laboral de las y los trabajadores, siendo un paso más en el proceso de privatización del Servicio Público de Salud.
  2. Las mutuas son asociaciones de empresarios que participan y deciden en sus juntas directivas. Actúan de parte.
  3. Supone un desvío de la gestión del dinero y atención pública hacía los negocios privados.
  4. Entendemos que este cambio traerá consecuencias negativas para los trabajadores y trabajadoras de CaixaBank, más tras la última “ley de mutuas”. Pueden actuar desde el primer día de la baja; hacer propuestas de alta médica dirigidas a la inspección médica de los Servicios Públicos de Salud; llamar a reconocimientos médicos desde el primer día de la baja; acceder al historial médico del trabajador/a, en principio únicamente en lo relacionado con el motivo que ha generado la baja.
  5. Se cuestiona la profesionalidad del personal de los Servicios Públicos de Salud, ya que en la práctica Mutua Universal supervisará su trabajo. Tendrán que responder en cinco días a las propuestas de alta lo que incrementa la presión sobre el personal médico y sobre los trabajadores de Caixabank para que haya altas de forma prematura.

SOLICITAMOS

A la dirección de CaixaBank que mantenga la gestión, es decir, el control, seguimiento y la cobertura de la prestación económica de los procesos de incapacidad temporal por contingencia común con la Entidad Gestora de la Seguridad Social (INSS), sin que pueda optar en ningún caso por concertar dicha gestión con una Entidad Colaboradora de la Seguridad Social, en nuestro caso Mutua Universal.

Así mismo, solicitamos a la dirección de CaixaBank para que acuerde con la representación legal de las y los trabajadores, pasar al INSS la gestión de las contingencias profesionales.

A la espera de lo que antecede sea tenido en cuenta,

Atentamente,