NUESTRO DERECHO A LA SALUD 

Nuestra herramienta de trabajo es el ordenador, y eso conlleva una postura sedentaria. Todo esto implica unos riesgos para nuestra salud de los que debemos estar vigilantes.

Diferentes encuestas estiman que entre un 10 y un 40% del personal que trabaja con pantallas de visualización de datos, sufre alteraciones de manera cotidiana. 

FATIGA VISUAL

Los síntomas de la fatiga visual se dan a tres niveles:

          Molestias oculares:

          Trastornos visuales:

          Trastornos extraoculares: Como cefaleas, mareos, ansiedad, molestias en la nuca y en la columna vertebral, etc.

FATIGA FÍSICA O MUSCULAR

Los síntomas de la fatiga física o muscular son fundamentalmente a nivel de la columna vertebral

          Algias de cuello y nuca. Cervicalgias

          Dorsalgias

          Lumbalgias

Estos síntomas se manifiestan frecuentemente al finalizar la jornada laboral, sobre todo en mujeres.

Se ha incriminado al mantenimiento de la postura estática delante de la pantalla, como origen de estas afecciones.

Lo deseable es que, de forma espontánea, cada usuario tome las pausas o respiros necesarios para relajar la vista y aliviar la tensión provocada por el estatismo postural. Esta forma de prevenir la fatiga puede ser eficaz siempre que el trabajador no se vea sometido a un apremio excesivo de tiempo Sin embargo, los gestores operativos están sometidos, especialmente los finales y principios de mes a un ritmo de trabajo que favorece la fatiga visual y muscular. Por ello, será necesario establecer pausas planificadas para prevenir la fatiga.

Nafar kutxako langileak egunero sei orduz egoten gara ordenagailuaren aurrean. Horrek gure osasunerako arriskuak suposatzen ditu, begietarako eta bizkar hezurrerako batik bat. Arrisku horiek ekiditeko gure lanaldian geldiuneak egitea derrigorrezkoa da.

Geldiune hauek nekea agertu baino lehen egin behar dira.

Hobe da geldiune motz eta askotan egitea, luzeak eta noizbehinka baino. Normalki, ordu bakoitzean hamar minutuko geldiunea a proposa da.

Geldiune hauek egiterakoan, pantailatik urrundu behar da, horrela begiak atseden hartu daitezen.

DISTRIBUCIÓN DE PAUSAS

Las pausas o las interrupciones en el trabajo son necesarias para contrarrestar los efectos negativos de la fatiga.

Se pueden dar las siguientes recomendaciones de carácter general:

Las pausas deberían ser introducidas antes de que sobrevenga la fatiga.

El tiempo de las pausas no debe ser recuperado aumentando, por ejemplo, el ritmo de trabajo durante los periodos de actividad.

Resultan más eficaces las pausas cortas y frecuentes que las pausas largas y escasas.  A título orientativo, lo más habitual sería establecer pausas de unos 10 minutos por cada hora de trabajo con la pantalla. Asimismo, la elección del momento de la pausa se deberá dejar a libre albedrío del trabajador

Las pausas deben hacerse lejos de la pantalla y deben permitir al trabajador relajar   la   vista,   cambiar  de   postura,   dar  algunos   pasos,   etc.   Podrían emplearse para archivar, preparar dinero, hacer ejercicios...