INTEGRACION:  ¡ ASI,  NO!integracion

  El pasado día 22 llegó la integración total de Caja Navarra en La Caixa.

Las plantillas de las dos redes anteriores, una vez más, están realizando un  esfuerzo muy grande para poder desarrollar su trabajo.

  En las antiguas oficinas de Caja Navarra la situación ha sido muy dura. Los empleados han dado lo mejor de sí para poder seguir dando servicio a los clientes. Gracias a los  compañeros de oficinas Caixa, a prolongaciones de jornadas incluido fin de semana, a un sentido de la responsabilidad que parecen no tener algunos directivos, se ha toreado la situación delante de unos clientes que llevan tiempo sin comprender que pasa con su CAJA.

  Tenemos que vivir continuamente situaciones desagradables con clientes, que descargan en las ventanillas de turno, sus quejas por la deriva que tomo Caja Navarra y que no están dispuestos a soportar los problemas, retrasos e inconvenientes que un proceso como este provoca.

  Se deberían haber tomado medidas antes de llegar el día 22.

TODOS los empleados de la antigua CAN deberían haber estado en una oficina Caixa, pero como iba a ser eso posible si las oficinas estaban mal dotadas, si los empleados encontraban problemas para disfrutar de sus vacaciones, consecuencia de prejubilaciones y suspensiones de contrato.

TODAS las oficinas deberían haber llevado a cabo el proceso de mestizaje de plantillas para los mil casos de dudas que surgen en el trabajo diario.

  La entidad debe ser consciente que con trabadores al borde del ataque de nervios (estas situaciones traerán consecuencias en la salud de los afectados) es muy difícil dar esa imagen renovada y tan necesaria que intente hacer olvidar el triste final de Caja Navarra.

Empleados con “casco y escudo” para protegerse del sentimiento de malestar de los clientes y del que ellos son los únicos no responsables. Recordamos que los empleados no diseñamos ninguna estrategia fracasada de negocio, no elegimos el modelo de fusión ni con quien, no cobramos dietas opacas de los órganos de gestión, en definitiva no contribuimos al espectáculo de estar un día si y otro también en los papeles.

  Si a todo esto añadimos la situación de incertidumbre ante  los más que posibles TRASLADOS FORZOSOS que afectarán a los trabajadores que vienen de B Cívica, concluimos con la denuncia desde ELA de la situación que nos tememos puede provocar consecuencias no deseadas en algunos de nosotros.

 

  zerbitzuak